Termostatos inteligentes en la domótica

Atrás han quedado los termostatos analógicos que consistían en una rueda en la que se seleccionaba la temperatura de la calefacción y una vez elegida permanecía la caldera encendida hasta que alguien se acordase de apagarla. Este tipo de termostatos poco inteligentes hacen imposible su inclusión en la domótica.

Termostato analógico de rueda. No es posible su inclusión en la domótica

Si bien durante mucho tiempo este fue el termostato más instalado en las casas, la tecnología evolucionó y se sustituyeron por termostatos digitales que permitían seleccionar la temperatura deseada mediante una pantalla pequeñita. En muchos casos, se podían configurar programas de funcionamiento: se elegían las horas de encendido en función del día de la semana.

La siguiente evolución la constituyen los termostatos digitales inteligentes. Éstos permiten integrarlos en la domótica de nuestra casa y que su funcionamiento depende de más variables que un simple calendario.

Termostatos inteligentes

Termostato inteligente integrable en domótica Tado
Termostato inteligente Tado

Los termostatos inteligentes integrables en la domótica nos permiten:

  • Elegir rutinas de encendido y apagado junto con la temperatura deseada
  • Controlar la caldera desde cualquier parte del mundo. Basta estar conectados a internet.
  • Poseen aplicaciones fáciles de utilizar desde la que podemos realizar la configuración
  • Son compatibles con los principales asistentes: Google, Alexa y Siri

Características termostatos inteligentes

Dentro de los termostatos inteligentes que se pueden integrar en nuestra domótica, hay dos marcas que están destacando y son Netatmo y Tado. En ambos casos dispondremos de un termostato y de un relé. El relé se encargará de encender y apagar la caldera. En el termostato dispondremos de un display donde podremos ver la temperatura ambiental y la temperatura configurada en la caldera.

Mediante una aplicación que nos podremos descargar en nuestro móvil, nos permite configurar el termostato y cada uno de los programas.

En el caso de Netatmo, incluye una funcionalidad a la que denomina Auto-Adapt. Esta consiste en que el termostato, teniendo en cuenta la temperatura exterior y la que hay dentro de casa, aprende cuánto tiempo le lleva llegar a la temperatura deseada. De esta forma, cuando configuramos que a las 8 de la mañana queremos que haya 21 grados, el termostato, encenderá la caldera los minutos necesarios antes para que a esa hora nuestra casa esté a la temperatura deseada.

Por otra parte, la potencia de estos termostatos es que pueden ser integrados dentro de la domótica de nuestro hogar. Así, ante eventos que se produzcan en nuestra casa, la caldera puede ser apagada o encendida y a la temperatura configurada. Os pongo un ejemplo: si deseamos que nuestra casa esté a 21º sólo cuando estamos en casa, podemos hacer que, con un sensor de presencia, el termostato se «entere» de que hay alguien en casa y mantenga la temperatura. Si tras media hora, el sensor de presencia no ha detectado a nadie, significa que no hay nadie y por lo tanto debe apagarse.

Válvulas inteligentes

Válvula caldera para termostatos inteligentes que se pueden añadir a la domótica
Válvula caldera Netatmo

Lo ideal es que en toda la casa tengamos una misma temperatura pero, ésto que a priori parece muy trivial no lo es tanto. Siempre hay habitaciones que son más grandes que otras, el salón por ejemplo, y por lo tanto es más costoso calentar y le va a llevar más tiempo llegar a la temperatura deseada. Mientras, en las habitaciones más pequeñas, los radiadores seguirán echando calor y calentando la habitación pasándose de la temperatura configurada.

Este comportamiento, atribuible a las válvulas analógicas, tiene dos grandes inconvenientes:

  • Consumo innecesario de gas: estamos calentando habitaciones en las que ya no es necesario.
  • Pérdida de confort: pasaremos a tener habitaciones que van a tener una temperatura superior a la deseada.

¿Cómo conseguir tener habitaciones con la misma temperatura?

La respuesta es muy sencilla: mediante válvulas inteligentes. Cada una de ellas se instala en los radiadores que tengamos en casa. Desde nuestra aplicación configuramos la temperatura que queremos tener en toda la casa y las válvulas, mediante la conexión al termostato, se autoregularán para tener la habitación a la temperatura deseada. Es más, podemos hacer que, en las habitaciones donde vamos a dormir, tener una temperatura inferior a la que hay en el resto de la casa, para que nos resulte más fácil conciliar el sueño.

Tanto Netatmo como Tado tienen válvulas inteligentes que realizan esta función.

Otros termostatos

Si bien, los dos fabricantes que os he mencionado, Netatmo y Tado, son los que están dando un paso adelante cualitativo, existen otros termostatos en el mercado que, aunque no están a la altura de estos dos, nos permiten instalar en nuestra casa un termostato inteligente que cumple las necesidades básicas. Estamos hablando de marcas como Beok, que posee termostatos con las configuraciones básicas y se pueden integrar en nuestra domótica previa. Lo que no vais a encontrar son válvulas inteligentes.

Si quieres saber más

Espero que haya sido de tu interés. Seguimos.