Qué es la domótica. Domótica casera.

En los últimos años, debido fundamentalmente al abaratamiento de la tecnología, hemos comenzado a escuchar el término domótica. Pero ¿qué es la domótica? ¿para qué sirve? ¿está al alcance de cualquier bolsillo? Si estás interesado en la domótica casera, a lo largo de este artículo iremos contestando estas preguntas.

¿Qué es la domótica?

Imagínate estar sentado en el sofá y pedirle a la persiana que se cierre. Apagar la luz de la cocina desde cama porque te las dejado encendida. Pedirle a Alexa que te diga los kilovatios de energía eléctrica que llevas consumidos. ¿No es genial?

Pues bien, de eso se trata la domótica, hacer a tu casa más inteligente por medio de tecnologías que te permitan controlarla, automatizarla y monitorizarla.

¿Y qué beneficios tiene la domótica?

Con la implantación de domótica en casa se pueden obtener los siguientes beneficios:

Control de forma remota de los sistemas

Gestión remota de los sistemas de domótica

Da igual en qué parte del mundo te encuentres, si tienes internet, podrás acceder a tu casa y comprobar cómo está. Saber si tu puerta de la calle y las ventanas están cerradas, si se ha detectado movimiento en el pasillo, si tu congelador sigue enfriando correctamente y cuando vuelvas de vacaciones estará todo como lo dejaste.

Gestión eficiente de la energía

Ahorro de energía

Ser capaces de utilizar la energía sólo cuando realmente se necesite y en su justa medida supone un reto. La domótica se encarga de cuidar aspectos como la iluminación o la temperatura de casa para conseguir confort con el menor gasto posible.

Sacarle el máximo jugo a la tarifa eléctrica con discriminación horaria, haciendo de noche tareas como poner la lavadora, la secadora, el lavavajillas, etc.

Automatización mediante la domótica casera

Automatización de tareas

Si tienes niños pequeños en casa, posiblemente duerman con una luz pequeñita porque tienen miedo. Todos los días tienes que encenderla y volverla apagar. ¿y si esa tarea la hiciese de forma automática la luz? Se enciende sola a las 21 horas y se apaga a las 7. Este es un ejemplo muy simple de la automatización, pero hay cientos.

Se trata de que la casa realice tareas por ti de forma autónoma. Una vez lo configuras, te olvidas y la casa trabaja para ti.

Seguridad

Obtención de seguridad mediante la domótica

Para dotar de mayor seguridad a nuestra casa, se pueden instalar sensores de presencia, cámaras de vigilancia, sensores de puertas y ventanas, sensores de humo, agua y gas.

Si en alguna de las medidas de seguridad se produce una alarma, se puede enviar un aviso y notificar la incidencia.

Mejora de la vivienda

Lo que no se mide, no se puede mejorar – William Thomson Kelvin

Si en tu casa dispones de un frigorífico muy antiguo, puede que su consumo eléctrico sea bastante grande y que compense la compra de uno nuevo. Sabiendo el consumo real del frigorífico y el precio del kilovatio/hora podrás estimar si te compensa cambiarlo.

En este tipo de situaciones es donde la domótica nos puede echar una mano. Nos dará datos de lo que está pasando en nuestra casa y a partir de ellos, podremos tomar decisiones para hacerla más eficiente.

Confort

Hogar más confortable mediante la domótica

El resultado final de la implantación de la domótica en nuestra casa es el confort. La implantación de sistemas que son capaces de informarnos de problemas, a los que podemos enviar órdenes y que puedan realizar acciones de forma autónoma consigue que podamos disfrutar aún más de nuestro hogar.

Oye, he oído hablar de inmótica ¿qué es?

La domótica está centrada en tu hogar, mientras que la inmótica se centra en la automatización de los edificios de forma integral.

La inmótica se encarga de todos los sistemas que están en tu bloque de edificio mientras que la domótica se encarga de lo que hay de la puerta de tu casa para adentro.

Domótica casera

La domótica ha despegado estos años porque la tecnología con la que podemos implementarla es más asequible. Hasta hace poco, el disponer de domótica en casa suponía comprarse una centralita bastante cara junto con los sensores que sólo se entendían con esa centralita.

Esto ha cambiado, y ahora podemos comprar luces inteligentes que se integran perfectamente con el asistente de Amazon: Alexa.

De ahí viene el término de domótica casera: no tenemos la necesidad de recurrir a fabricantes con soluciones propias.

Saber más

Espero que haya sido de tu interés. Seguimos.